CÓMO CONSTRUIR UNA CABAÑA DE MADERA


CONTACTO + IDEAS + PROPUESTAS
autoconstruccionmadera@gmail.com

martes, 15 de diciembre de 2015

Hacia la autosuficiencia








Recuerdo ver a mi madre tejiendo con sus manos un jersey de lana cuando yo tenía 6 años. A mi hermano y a mí nos tejía bufandas, gorros de invierno y mantas. Que maravilla poder hacer cosas con las manos. Producir objetos de uso cotidiano sin necesidad de comprarlos. Tener la tranquilidad de que no han pasado por manos de hombres exclavizados en India ni que han tenido que hacer el viaje tan largo desde el otro extremo pobre del mundo.

Los occidentales vivimos en sociedades cada vez más organizadas en las que cada individuo se especializa en hacer una sola tarea dentro de una enorme cadena de trabajos. En 4 generaciones hemos pasado de una sociedad autárquica a una sociedad hiperespecializada.

Mi bisabuelo tenía vacas y se dedicaba a vender la leche por los pueblos. Yo hoy no sé ordeñar una vaca pero sí sé ordenar que me traigan un brick de leche por internet sin moverme de casa. ¿De qué ha servido toda esta organización? Parece que este control de las actividades en grandes productores abarata los costes de producción y por tanto el precio de los productos es más bajo. Una camiseta fabricada en España es más cara que una de una gran cadena de ropa made in Bangladesh. La producción de los bienes de cada país ya no está en el mismo país sino que se ha trasladado a las afueras del mundo. Allí es más barato producir y compensa transportarlo hasta el mundo desarrollado en grandes containers mientras se produzca en grandes cantidades. La ropa de vestir cada vez dura menos. Los materiales son de peor calidad para que tengas que renovarlos antes. Una vez tuve una camiseta que sólo me puse una vez. Después de lavarla el tejido se había echado a perder.











Las personas somos cada vez más dependientes del sistema a pesar de tener niveles de educación más altos. Para reunir los alimentos, la ropa, los muebles, las herramientas y utensilios diarios necesitamos cada vez más sofisticadas redes de organización a nivel global.

Sería absurdo tratar de separarse de la sociedad radicalmente, los hombres no somos islas, sería imposible producir por uno mismo todos nuestros bienes, pero que divertido sería probar a hacer algunas cosas por uno mismo y sin tratar de venderlo, sólo en provecho propio. El hombre es un ser creativo, necesitamos volver a hacer cosas con las manos, que enriquecedor para nuestro carácter es aprender a hacer cosas nuevas!

Nos educan para hacer personas homogéneas, para que nos quedemos sentados, quietos, rectos, para que actuemos del mismo modo, porque sólo así somos más fáciles de manejar. Sin embargo, las personas somos un torrente de creatividad. No hemos nacido para estar sentados, hemos nacido para soñar.

¿Qué cosas haces tú con tus propias manos? Te animo a que nos cuentes tu experiencia para que aprendamos entre todos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿qué opinas?